Microsoft incorporará un kernel de Linux en su Windows 10

Kernel de Linux
15Feb, 2017

La compañía estadounidense Microsoft Corporation está contemplando incorporar un kernel de Linux en su sistema operativo Windows 10; esto con la finalidad de mejorar su rendimiento y operatividad.

De esta manera, Microsoft quiere sorprender con la integración de una terminal Bash; el cual es un programa que interpreta órdenes y cuenta con la potencia de diversas distribuciones Linux.

Esto permitirá usar software libre dentro de Windows 10, de forma nativa, gracias al llamado Windows Subsystem for Linux (WSL); que más allá de una nueva integración, es una estrategia para remediar las últimas actualizaciones de Microsoft que han decepcionado a muchos de sus usuarios.

Microsoft, como en años anteriores, tiene un as bajo la manga; y este as es Linux. El cual, con su código abierto como subsistema, abre la posibilidad de más interacción con la popular plataforma operativa.

La integración de este kernel de Linux significa que por primera vez el software libre será incluido como un componente de Windows; algo que era impensable hace algunos años atrás, pero ya Microsoft lo piensa poner en práctica.

Por tanto, hoy ya es posible encontrar en la tienda de Microsoft las distribuciones Linux que funcionan en Windows 10 de forma nativa como Debian, Fedora, OpenSUSE, Ubuntu y hasta Kali Linux; las cuales son una solución a gran parte de las opciones de su sistema operativo.

Es así que la compañía de Bill Gates anunció abiertamente que está por liberar, además, un subsistema de Windows para la versión Linux 2.0 (WSL 2.0), ya que su objetivo es incrementar el servicio del sistema de archivos, en donde soportará apps de Linux como Docker.

Esto significa que, de manera fácil y sencilla, se puedan ejecutar procesos de aplicación en un contenedor. Y para lograrlo, Microsoft ha tenido que escribir su propio kernel de Linux para Windows 10; pues su objetivo es dar un paso adelante y recuperar la confianza de todos sus usuarios.

El actual Windows Subsystem for Linux utiliza un componente desarrollado por Microsoft que proporciona la misma API del kernel Linux, pero escrita desde cero por Microsoft. Lo que hace este componente es traducir llamadas desde las APIs de Linux a las APIs del kernel de Windows NT integrado en Windows 10.

La función de este componente era destacable, aunque tenía ciertas limitaciones, y no permitía utilizar controladores de sistema del fichero de Linux; algo que ralentizaba las operaciones de lectura y escritura de archivos.

Se estimó que el rendimiento del sistema de ficheros en WSL era hasta 20 veces más lento que el de un kernel Linux convencional; pero es como explican en Ars Technica: ese componente había sido desarrollado siguiendo las APIs del kernel Linux 4.4 que fue lanzado en 2016.

Eso es lo que precisamente cambiarán con WSL 2. Que en lugar de emular las APIs del kernel Linux en el kernel NT; las acciona directamente en un núcleo convencional y completo desarrollado por Microsoft.

Este núcleo tendrá licencia Open Source GPL. Su código estará disponible en GitHub y todos los interesados podrán estudiarlo o derivar proyectos a partir de él cuando lo deseen.

La inclusión de este kernel acelerará el comportamiento del sistema de ficheros —extraer un tar.gz ahora se hará hasta 20 veces más rápido—, pero además ofrecerá otras mejoras muy interesantes para desarrolladores; por ejemplo, el soporte de los contenedores a través de Docker.

Lo que se viene para la compañía parece muy prometedor: están incorporando a su competencia para seguir dando la batalla en el mercado del software. Y este cambio de timón viene dado bajo las directrices de Satya Nadella como nuevo CEO de la empresa de Gates.

 

También te puede interesar: Shopify: la plataforma más sencilla para tu tienda online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *